Me gustaría transmitirte la importancia del auto-cuidado durante el embarazo. Es importante siempre pero el embarazo es un periodo que trae y traerá muchos cambios en tu cuerpo, en tu estado mental y en tu bienestar y rutinas. Y además es un periodo corto de la vida, son solo 9 meses, quizás 7 u 8 o incluso menos desde que te enterasque estás embarazada . Así que tenemos muchísimos cambios en un corto lapso de tiempo, esto trae que a veces la adaptación a estos cambios sea un poco intensa, difícil, inesperada. Pueden suceder cosas que esperabas como algo muy básico que es que te crezca la barriga a cosas que quizás ni te habías planteado como mucho dolor en la espalda, que las náuseas no se pasen después del segundo trimestre o que tengas que hacer reposo.

A menudo me encuentro embarazdas que trabajan hasta el último día y llegan muy cansadas al parto o que tienen un ritmo de vida frenético y me dicen que no se acuerdan que están embarazadas, que a veces piensan que se lo están perdiendo. Hoy en día esto es lo más habitual en las mujeres, ir corriendo a todas partes resolviendo mil y una cosas. Creo que debemos parar y mirarnos un poco esa actitud y delegar o dejar algunas cosas por hacer si no se puede delegar. Evidentemente hay tareas que no podemos dejar de hacer, sobre todo cuando hay más hijos pero estoy segura que alguna parte de tu tiempo lo dedicas a redes sociales u otros «ocios» que no te aportan demasiado y lo que es peor te desconectan de ti misma y de tu bebé.

Te propongo unas pautas básicas de auto-cuidado que considero esenciales para seguir durante todo el embarazo siempre que sea un embarazo sin riesgo y que no haya diagnosticada ninguna enfermedad o algo que impida seguirlas.

Actividad física: es importante mover el cuerpo, el movimiento es vida. Puedes seguir con la actividad física que hicieses pero te recomiendo que sea adaptada al embarazo, busca una persona que te genere confianza y con la que estés a gusto y acude a sesiones semanales. Mis favoritos en el embarazo fueron el yoga, la natación y la danza. Hacía yoga en clases regulares, iba a matronatación y bailaba todos los días en mi casa salsa, bachata o cualquier canción que me hiciese mover mucho las caderas.

El cuerpo físico durante el embarazo está cambiando cada día y es esencial que acompañemos ese cambio, que nos dediquemos tiempo a escuchar el cuerpo porque cada día podemos sentir cosas diferentes y la actividad física que hagas puede que necesite variaciones.

Suelo pélvico: es de vital importancia que trabajes el suelo pélvico pero ojo, no solo tinificarlo y ponerlo muy fuerte, ten en cuenta que el suelo pélvico se tiene que abrir el día del parto. Muchas veces encontramos mujeres con el periné tan contraido que no dilatan el día del parto. El suelo pélvico tiene que estar tónico para poder reaccionar a los estímulos y también muy flexible para dilatarse y dejar paso al bebé.

Te recomiendo que hagas un análisis de tu suelo pélvico por una fisioterapeuta que te valore como estás y te haga un seguimiento, quizás estás genial y no tienes más que mantenerlo o quizás necesites cuidarlo y prestarle escucha y atención. Créeme, es importante y podemos prevenir muchos problemas como desgarros, episiotomías, incontinencias, prolapsos, etc.

Alimentación: que la alimentación sea nuestra medicina. Cada vez me doy más cuenta de la importancia de la alimentación y de como interfiere incluso en las emociones. Durante el embarazo es muy importante ser consciente de cómo te encuentras y de lo que te pide el cuerpo pero no dejarnos llevar por la ansia rápida de la glucosa. Te explico, la principal fuente de energía para el bebé son los azúcares pero los azúcares son muchos y muy variados, podemos comer un bollo con azúcar o podemos comer un plato de arroz integral. ¿Y cuál será la diferencia? Si te comes un bollo, tendrás un pico glucémico y muy pronto una bajada de glucosa, con lo que el cuerpo de nuevo te pedirá más bollos, más azúcar. Sin embargo, si te tomas un plato de arroz integral con verduritas o legumbres, los azúcares se van liberando poco a poco y estarás saciada durante más tiempo.

Te recomiendo comer pocas cantidades y cada 2 o 3 horas para no llegar al nivel de «me muero de hambre y me como lo primero que pille» porque entonces no tienes tiempo para hacerte el arroz integral y te vas a por el bollo. Si sales de paseo o te vas a trabajar, lleva siempre agua y algún snack contigo que pueden ser unos frutos secos, dátiles, fruta, batido de frutas (casero si es posible).

Diría que el embarazo no es el momento de hacer cambios radicales o depuraciones pero con pequeños cambios y simplemente más consciencia en lo que comes, cuando y cómo te lo pide el cuerpo, vas a descubrir muchísimas cosas.

Masajes: porque son un gusto, porque las cadenas posteriores están cargando mucho más peso del habitual y se resienten y porque te lo mereces, estás gestando una vida dentro de ti y eso conlleva una revolución interna. Los masajes además de mitigar molestias físicas que puedan aparecer, equilibran la energía, liberan emociones y regulan los sistemas. Busca un masaje que te guste y una persona que sea especializada en embarazadas, no todos los puntos, meridianos y canales energéticos se pueden tocar en el embarazo. Es importante que la persona sea conocedora de ello y que te genere confianza.

Entorno: rodéate de un entorno que te resulte agradable, aléjate de malos rollos y personas que no te entiendan o aporten nada, de personas que sientas que te quitan energía o te roban el tiempo. Es importante ser selectivas en este momento en el que no tenemos que estar siempre felices pero al menos no estar trsites o enfadadas todo el tiempo. Es genial que el o la bebé viva todas las emociones y la tristeza y el enfado también son emociones pero que reine la calma y la alegíra te ayudará hormonalmente a encontrarte mejor y a llevar mejor el post parto también. En cuanto a la pareja… este temita es importante y le dedicaremos un artículo entero pero entraría dentro del entorno, así que ya puedes hacerte a la idea de por donde van los tiros.

Espero que os haya servido  y sobre todo os ayude a llevar un embarazo más tranquilo, en calma y lo más consciente posible dentro de las circuntancias de cada una.

Si tienes preguntas, dudas o quieres decirme algo puedes dejarlo en comentarios, me encantará leerte.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Top